Visor de contenido web

A—07

ENFRIAMIENTO NATURAL DEL AIRE


Tipo de contrato*

Servicios


Fase del procedimiento**

Pliego de Prescripciones Técnicas Particulares

Criterios de adjudicación


* La presente medida puede ser incorporada en los tipos de contrato especificados.

** En función de las particularidades y del alcance del objeto del contrato, será necesario valorar en qué fase del procedimiento de las expuestas es más adecuada aplicar la presente medida medioambiental.


Descargar ficha


¿Dudas o sugerencias?

Si tienes alguna duda o sugerencia que nos permita mejorar el contenido de esta ficha o del portal, no dudes en ponerte en contacto con nosotros accediendo a nuestro formulario.

Objetivo

Fomentar el uso de sistemas pasivos de tratamiento de aire para refrigerar el ambiente de los edificios en verano, y así mejorar el confort térmico de las personas y a la vez reducir el consumo energético de la refrigeración y la ventilación.

La sección HS 3 Calidad del aire interior del documento básico Salubridad del CTE y el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) regulan la ventilación de los edificios con el objetivo de limitar la contaminación interior.

En el contrato se podrá requerir lo desarrollado en la descripción de la presente medida, siempre que la medida esté vinculada al objeto del contrato y guarde proporción con el alcance y los objetivos de éste.


Descripción

El diseño del edificio se realizará de forma que se introduzca el aire tratado previamente para reducir su temperatura o incrementar su grado de humedad.

Según las condiciones del lugar, podrán adoptarse los siguientes tipos de tratamiento del aire:(1)

  • Enfriamiento evaporativo: consiste en la utilización del agua o de vegetación que absorba el exceso de calor e incremente el grado de humedad por evaporación.(2)

En el caso de utilización de la vegetación resultará conveniente disponer especies caducifolias con baja transmisividad en verano y alta en invierno, de manera que sirvan de elemento de protección solar en épocas de sobrecalentamiento y permitan aprovechar la radiación directa para estrategias de calefacción pasiva en los periodos fríos.

  • Reducción de la temperatura: consiste en la utilización de sumideros de calor para preenfriar el aire, como conductos enterrados, patios o refrigeración nocturna.

La ventilación nocturna será útil en los casos en que se mantenga el edificio cerrado durante las horas calurosas diurnas y se proceda a ventilar la masa estructural durante la noche, cuando las temperaturas hayan descendido. La masa del edificio enfriada por la noche, actuará al día siguiente como acumulador térmico, absorbiendo el calor que entra al edificio así como el que pueda generarse en el mismo. (3)

En la documentación a entregar en la fase de adjudicación se especificará el tipo de tratamiento del aire utilizado, y se justificará su eficacia para refrigerar el ambiente interior del edificio, según las condiciones del lugar y el diseño del edificio.

En el proyecto se incorporará la justificación de lo expuesto en el párrafo anterior y se incluirá el desarrollo de las soluciones con el detalle suficiente.


(1) La determinación de las estrategias bioclimáticas más adecuadas se puede realizar mediante el análisis de climogramas o a través de otras herramientas de modelización medioambiental y evaluación energética (Climate-Consultant,Ecotect, Envi-MET).

(2) La utilización de sistemas que incrementen el grado de humedad del aire podrá ser adecuada en climas cálidos y secos con escasa humedad relativa (en torno al 30%), pero no en los ambientes muy húmedos (por ejemplo, en emplazamientos cercanos a la costa o a grandes masas de agua), en los que el aire tiene poca capacidad de incrementar su contenido en agua, por lo que la evaporación de agua será mínima.

(3) Esta estrategia será posible en regiones en que la temperatura exterior se encuentre por debajo de la temperatura de confort durante la noche. Los resultados se aprecian sobre todo en climas donde las temperaturas diurnas son elevadas y las nocturnas bajan, con oscilaciones térmicas de 10ºC como mínimo entre el día y la noche.


Verificación

En fase de adjudicación

El órgano al que corresponda realizar la evaluación de las ofertas comprobará que en la documentación entregada en la fase de adjudicación se especifica el tipo tratamiento del aire previsto, y su justificación según las condiciones del lugar y el diseño del edificio.


En fase de proyecto

En el momento de revisión del proyecto previamente a su aprobación, la unidad encargada del seguimiento de la ejecución del contrato comprobará que el proyecto incluye un apartado con la justificación de la solución de los sistemas pasivos de tratamiento del aire incorporados en el edificio, haciendo referencia a todos los detalles requeridos en la descripción de la medida y verificados en la fase de adjudicación, quedando las soluciones definidas en el proyecto con el detalle suficiente para su ejecución.

Se comprobará que la definición de las soluciones de tratamiento del aire se recoge en los diferentes documentos del proyecto (memoria, planos, pliego de condiciones, mediciones y presupuesto) en los que se describa el funcionamiento del sistema de refrigeración utilizado (agua, vegetación, conductos enterrados, patios o sistema de refrigeración nocturna) y los elementos constructivos afectados.

Además, la oficina de supervisión de proyectos, según sus funciones, verificará que se han tenido en cuenta las disposiciones generales de carácter legal o reglamentario, así como la normativa técnica que resulten de aplicación en la parte del proyecto afectada por la medida medioambiental.

En el caso de que se produzcan modificaciones durante la ejecución de las obras, se comprobará que en el proyecto modificado se incluye la justificación del cumplimiento de la medida.


En fase de ejecución de la obra

El responsable del contrato u organismo técnico de la administración en quien delegue y la dirección facultativa de las obras comprobarán que los sistemas pasivos de tratamiento del aire se han ejecutado según las especificaciones establecidas en proyecto.

Asimismo, se comprobará que las soluciones de tratamiento del aire ejecutadas se recogen en los diferentes documentos del seguimiento, control y final de las obras en los que se describa el sistema de tratamiento de aire utilizado. En particular, en aquellos casos en los que estén disponibles, se comprobará en los impresos del Libro de Gestión de Calidad de Obra pertinentes relativos a:

  • Control de recepción de productos.
  • Control de ejecución; y
  • Pruebas de servicio, en su caso.

También se comprobará en el Libro de gestión de calidad de obra que los productos utilizados se han recepcionado según el  procedimiento desarrollado en el Anexo I de la presente guía.

Debido a las posibles interacciones con otras medidas se recomienda revisar lo expuesto en las fichas correspondientes a las medidas relacionadas con la temática (ver apartado "Medidas relacionadas").


Información complementaria

Normas de referencia
  • Real Decreto 314/2006 de 17 de marzo, por el que se aprueba el Código Técnico de la Edificación. Consultar
  • Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios. Consultar

Información de interés
  • Guía de estrategias de diseño pasivo para la edificación. Foro para la Edificación Sostenible de la Comunitat Valenciana. Instituto Valenciano de la Edificación. Consultar