Visor de contenido web

C2 — 01

GESTIÓN, RECOGIDA SELECTIVA Y VALORIZACIÓN DE RCD


Tipo de contrato*

Servicios

Obras

Concesión de obras

Suministros


Fase del procedimiento**

Pliego de Prescripciones Técnicas Particulares

Criterios de adjudicación

Condición especial de ejecución


* La presente medida puede ser incorporada en los tipos de contrato especificados.

** En función de las particularidades y del alcance del objeto del contrato, será necesario valorar en qué fase del procedimiento de las expuestas es más adecuada aplicar la presente medida medioambiental.


Descargar ficha


¿Dudas o sugerencias?

Si tienes alguna duda o sugerencia que nos permita mejorar el contenido de esta ficha o del portal, no dudes en ponerte en contacto con nosotros accediendo a nuestro formulario.

Objetivo

Fomentar, por este orden, la prevención, reutilización, reciclado y otras formas de valorización de los residuos de construcción y demolición.

La gestión de residuos de construcción y demolición se regula en el Real Decreto 105/2008, de 1 de febrero, por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición.

En el contrato se podrá requerir lo desarrollado en la descripción de la presente medida, siempre que la medida esté vinculada al objeto del contrato y guarde proporción con el alcance y los objetivos de éste.


Descripción

Descripción de la medida C2│01.1

Plan de auditoría y gestión de residuos de las actividades de demolición

Al menos un 55 % (1) en términos de peso de los residuos no peligrosos (según la Orden del Ministerio de Medio Ambiente 304/2002 por la que se publican las operaciones de valorización y eliminación de residuos y la lista europea de residuos y la Decisión de la Comisión de 18 de diciembre de 2014 (2014/955/UE) generados durante los trabajos de demolición y desbroce, sin incluir las labores de excavación y rellenado, estará preparado para su reutilización, reciclaje y otras formas de recuperación del material.

El constructor llevará a cabo una auditoría previa a la demolición o al desbroce con el fin de determinar los materiales que se pueden reutilizar o reciclar. Dicha auditoría comprenderá:

  • La identificación y evaluación de riesgos de los residuos peligrosos con arreglo a la lista europea de residuos publicada por Orden MAM/304/2002 (incluidos los de aparatos eléctricos y electrónicos, así como los materiales de aislamiento y materiales de construcción que contienen amianto) que puedan requerir una manipulación o un tratamiento especializados, o de las emisiones que puedan producirse durante la demolición (en el caso del amianto, según lo establecido en el Real Decreto 396/2006).
  • Una relación de cantidades con un desglose de los diferentes materiales y productos componentes del edificio.
  • Una estimación del porcentaje potencial de reutilización y reciclaje, basado en propuestas de sistemas de recogida separada durante el proceso de demolición.

En la documentación a entregar en la fase de adjudicación se incluirá el porcentaje en términos de peso de los residuos no peligrosos que se propone que estén preparados para su reutilización, reciclaje y otras formas de recuperación, así como el compromiso, en su caso, de que el constructor llevará a cabo una auditoría previa a la demolición para determinar los materiales que se pueden reutilizar o reciclar.

En el proyecto se incorporará la justificación de lo expuesto en el párrafo anterior y se incluirá, en su caso, la memoria de la auditoría previa a la demolición con el detalle suficiente.

El órgano proponente del contrato podrá determinar un mayor nivel de exigencia en la medida C2│01.1 requiriendo además lo descrito a continuación.

Al menos un 80 %(2) en términos de peso de los residuos no peligrosos  (según la Orden del Ministerio de Medio Ambiente 304/2002 por la que se publican las operaciones de valorización y eliminación de residuos y la lista europea de residuos y la Decisión de la Comisión de 18 de diciembre de 2014 (2014/955/UE) generados durante los trabajos de demolición y desbroce, sin incluir las labores de excavación y rellenado, estará preparado para su reutilización, reciclaje y otras formas de recuperación del material.

 

Descripción de la medida C2│01.2

Gestión de residuos de la obra

Los residuos generados durante los trabajos de construcción y reforma, excluidos los generados durante las actividades de demolición, serán menores o iguales a 11 (1) toneladas por cada 100 mde superficie construida de edificio.

Se elaborará un plan de gestión de residuos de la obra de forma previa al inicio de los trabajos en el emplazamiento. En dicho plan se identificarán oportunidades para la prevención de la generación de residuos y se establecerán sistemas para la recogida separada de materiales in situ para su reutilización, reciclaje y otras formas de recuperación. El plan de gestión de residuos de la obra abarcará:

  • Materiales de construcción que formen los principales elementos del edificio, incluidos madera, vidrio, metal, ladrillos, cerámica, hormigón y residuos inertes, así como los materiales de embalaje conexos.
  • Productos de construcción que formen parte del edificio, incluidos los revestimientos de suelos y techos, paneles de escayola y yeso, paneles de plástico y materiales aislantes, así como los materiales de embalaje conexos.

La recogida selectiva de los materiales para su reutilización, reciclaje y recuperación respetará la jerarquía de residuos establecida en la Directiva 2008/98/CE: a) prevención; b) preparación para la reutilización; c) reciclado; d) otro tipo de valorización, por ejemplo, la valorización energética; y e) eliminación.

En la documentación a entregar en la fase de adjudicación se incluirá el peso en toneladas por cada 100 m2 de superficie construida de residuos no peligrosos que se propone generar, así como el compromiso de redactar un plan de gestión de residuos de la obra según las condiciones de la descripción de la medida.

En el proyecto se incorporará la justificación de lo expuesto en el párrafo anterior y se incluirá un estudio de gestión de residuos, en el que se base el plan de gestión de residuos de la obra, que incluya lo siguiente:

  • Una relación de materiales, con estimaciones relativas a la generación de residuos y al potencial de prevención de la generación de residuos basadas en buenas prácticas.
  • Estimaciones del posible porcentaje de reutilización, basadas en la recogida selectiva durante el proceso de construcción.

Estimación del posible porcentaje de reciclaje y recuperación, basada en la recogida selectiva; utilización de un sistema para contabilizar y llevar a cabo un seguimiento de los residuos generados, así como para supervisar el destino de los lotes de residuos.

El órgano proponente del contrato podrá determinar un mayor nivel de exigencia en la medida C2│01.2 requiriendo además lo descrito a continuación.

Los residuos generados durante los trabajos de construcción y reforma, excluidos los generados durante las actividades de demolición, serán menores o iguales a 7 (1) toneladas por cada 100 m2 de superficie construida de edificio.


(1) Esta cantidad es orientativa, pudiendo ser modificada

(2) Este porcentaje o cantidad es orientativo, pudiendo ser modificada.


Verificación

En fase de adjudicación

El órgano al que corresponda realizar la evaluación de las ofertas, comprobará la justificación de la medida en la documentación aportada en la fase de adjudicación.

En particular, en el caso de demolición, se revisará la especificación relativa a la realización de una auditoría previa a la demolición para determinar los materiales que se pueden reutilizar o reciclar.

En el caso de una obra de nueva construcción o reforma, se revisará la especificación relativa a la elaboración de un plan de gestión de residuos de la obra para prevenir la generación de residuos y establecer sistemas para la recogida separada de materiales in situ para su reutilización, reciclaje y otras formas de recuperación.


En fase de proyecto

En el momento de revisión del proyecto previamente a su aprobación, la unidad encargada del seguimiento de la ejecución de contratos comprobará que:

  • En el caso de demolición, se presenta una auditoría realizada por el constructor previa a la demolición en la que se deberá reflejar la información especificada en la descripción de la medida y verificada en la fase de adjudicación, detallando los materiales, productos y elementos identificados en la auditoría en una relación de cantidades de la demolición.
  • En el caso de nueva construcción o reforma, se presenta un estudio de gestión de residuos de la obra en el cual se basará el plan de gestión de residuos de la obra, en el que se deberá reflejar la información especificada en la descripción de la medida y verificada en la fase de adjudicación para prevenir la generación de residuos y establecer sistemas para la recogida separada de materiales in situ para su reutilización, reciclaje y otras formas de recuperación.

Se comprobará la inclusión de las condiciones mencionadas anteriormente en los diferentes documentos del proyecto (memoria, pliego de condiciones, mediciones y presupuesto).

Además la oficina de supervisión de proyectos, según sus funciones, verificará que se han tenido en cuenta las disposiciones generales de carácter legal o reglamentario así como la normativa técnica que resulten de aplicación en la parte del proyecto afectada por la medida medioambiental.

En el caso de que se produzcan modificaciones durante la ejecución de las obras, se comprobará que en el proyecto modificado se incluye la justificación del cumplimiento de la medida.


En fase de ejecución de la obra

El responsable del contrato u organismo técnico de la administración en quien delegue y la dirección facultativa de las obras comprobarán que:

  • En el caso de demolición, el constructor utiliza un sistema para contabilizar el volumen de residuos generado y se realiza un seguimiento del destino de los lotes de residuos y de materiales al final de su vida útil utilizando notas y facturas referidas a dichos lotes;los lotes de residuos generados se entregan a un gestor de residuos autorizado para su reutilización, reciclaje y otras formas de recuperación del material, lo cual consta en un certificado de las operaciones de valorización que el gestor entrega al promotor o al gestor que le entregó los residuos.
  • En el caso de nueva construcción o reforma, se llevan a cabo medidas para prevenir la generación de residuos y para la recogida separada de materiales in situ (cuando por falta de espacio físico en la obra no resulte técnicamente viable efectuar dicha separación en origen, el constructor podrá encomendar la separación a un gestor de residuos en una instalación externa a la obra, obteniendo del gestor de la instalación documentación acreditativa de que éste ha realizado, en su nombre, la separación); además dichos materiales se  entregan a un gestor de residuos autorizado para su reutilización, reciclaje y otras formas de recuperación lo cual consta en un certificado de las operaciones de valorización que el gestor entrega al promotor o al gestor que le entregó los residuos.

Se verificará que la gestión de residuos de construcción y demolición está recogida en los diferentes documentos del seguimiento, control y final de las obras. En particular, en aquellos casos en que estén disponibles, se comprobará en los impresos del Libro de Gestión de Calidad de Obra pertinentes relativos al control de ejecución.

Debido a las posibles interacciones con otras medidas se recomienda revisar lo expuesto en las fichas correspondientes a las medidas relacionadas con la temática (ver apartado "Medidas relacionadas"). 


Información complementaria

Normas de referencia
  • Orden PCI/86/2019, de 31 de enero, por la que se publica el Acuerdo del Consejo de Ministros de 7 de diciembre de 2018, por el que se aprueba el Plan de Contratación Pública Ecológica de la Administración General del Estado, sus organismos autónomos y las entidades gestoras de la Seguridad Social (2018-2025). Consultar
  • Directiva 2008/98/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de noviembre de 2008, sobre los residuos y por la que se derogan determinadas Directivas. Consultar
  • Real Decreto 105/2008, de 1 de febrero, por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición. Consultar
  • Orden APM/1007/2017, de 10 de octubre, sobre normas generales de valorización de materiales naturales excavados para su utilización en operaciones de relleno y obras distintas a aquéllas en las que se generaron. Consultar
  • Orden MAM/304/2002, de 8 de febrero, por la que se publican las operaciones de valorización y eliminación de residuos y la lista europea de residuos. Consultar
  • Real Decreto 396/2006, de 31 de marzo, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposición al amianto. Consultar
  • Decreto 200/2004, de 1 de octubre, del Consell de la Generalitat, por el que se regula la utilización de residuos inertes adecuados en obras de restauración, acondicionamiento y relleno, o con fines de construcción. Consultar

Información de interés
  • Manual de minimización y gestión de residuos en las obras de construcción y demolición. Programa Life. Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña – ITeC. Disponible en ITeC
  • Protocolo de gestión de residuos de construcción y demolición en la UE. Comisión Europea. Septiembre 2016. Consultar
  • Aplicación web de ayuda para elaborar la documentación del Estudio de gestión de residuos de construcción y demolición del proyecto de ejecución. Instituto Valenciano de la Edificación. Consultar
  • Gestores de residuos autorizados en la Comunitat Valenciana. Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica Consultar
  • Registro de Empresas con Riesgo de Amianto (RERA). Consultar
  • Guía Técnica de aplicación del Real Decreto 396/2006. Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el trabajo. Consultar
  • Utilización de residuos no peligrosos como material de relleno con fines de regeneración de zonas degradadas o para obras de ingeniería paisajística está considerada una operación de valorización de acuerdo con la Directiva 2008/98/CE sobre residuos.
  • Guía para la rehabilitación de huecos mineros con residuos de construcción y demolición. Consultar