Visor de contenido web

Anexo IV

Productos naturales y sistemas comunes en bioconstrucción


Productos naturales

  • Los productos de materiales naturales más comunes en bioconstrucción se pueden clasificar en función de su origen y los procesos de manufactura, según lo siguiente:

     

    • Productos inorgánicos sin procesos Ptérmicos: piedras, arena, tierra.

    • Productos inorgánicos con procesos térmicos: cal, yeso, termoarcilla, terracota, cerámicas de pasta roja, ladrillo silicocalcáreo/Ytong.

    • Productos orgánicos de extracción directa: madera, corcho, caña.

    • Productos orgánicos de subproductos, residuos o reciclados: paja, derivados de la madera (paneles, fibras…), cáñamo, lana de oveja, algodón, celulosa, yute.

    Algunos de los productos naturales más comunes en la bioconstrucción y su disponibilidad en la Comunitat Valenciana son los siguientes:

    • Piedra: en la Comunitat Valenciana existen numerosas canteras de mármoles, especialmente en el norte, como el mármol de Santa Magdalena de Pulpis, o los mármoles de Novelda, Pinoso, Torrevieja, con el rojo Alicante, marrón imperial, amarillo Alicante, calcarenitas de piedra de Borriol (en proceso de agotamiento de beta), travertino de Vallanca.

    • Áridos: suelen ser materiales locales o próximos, que presentan elevada disponibilidad, pero sobre los que debe garantizarse la trazabilidad.

    • Tierra cruda: es un material disponible y accesible; pueden aprovecharse tierras de la propia excavación, mediante realización de pruebas previas; aunque por requerir de procesos lentos y laboriosos se recurre a otros sistemas fácilmente estandarizables, tales como:

    • Adobes y adobes aligerados: son fácilmente estandarizables.
    • BTC: se comercializa por empresas al norte de Castellón y en Murcia.
    • Tapial: existe cierta prefabricación en componentes y encofrados.
    • Tierra cocida, termoarcilla: es fácil de encontrar en mayoristas y minoristas; existe producción en Sueca.

    • Arena más cal: ladrillos silico-calcáreos, aislantes y bloques de hormigón aligerado: no se fabrican en la Comunitat Valenciana, pero sería fácil su fabricación y, por tanto, presentan una oportunidad para hacerlo.

    • Cal: existen empresas productoras en Chilches y Paterna; presenta una oportunidad para recuperar hornos tradicionales.

    • Yeso: en la Comunitat Valenciana se produce el 7% de yeso a nivel nacional, en las provincias de Alicante y, especialmente, Castellón; las minas de extracción de mineral de aljez más próximas se encuentran en Teruel y Almería.

  • Madera y productos derivados:

  • Madera maciza: la Comunitat Valenciana cuenta con 1,3 millones de hectáreas de terreno forestal, lo que representa un 56 % de su superficie. Las principales especies forestales, que se encuentran en Castellón, interior de Valencia y norte de Alicante, son:
  • Encina, o carrasca en valenciano (Quercus ilex): 96.000 ha.
  • Pino rodeno (Pinus pinaster): 20.000 ha en Valencia y sur de Castellón.
  • Alcornoque (Quercus suber): 6.700 ha.

Existen aserraderos cerca de estas zonas boscosas que explotan estos recursos, pero suponen un porcentaje muy pequeño del uso total de maderas en la Comunitat Valenciana. En el resto de España la producción de madera aprovechable para usos de construcción se concentra en las zonas boscosas del centro y norte de la península. Respecto a las maderas estructurales se puede encontrar madera española para vigas macizas, pero la mayor parte de vigas laminadas (con mejores prestaciones) proceden del norte y este de Europa.

  • Madera laminada: más común es encontrar comercializadores y distribuidoras de maderas y sus derivados, como tableros de fibras de madera (OBS o aglomerados) y paneles aislantes de fibras de madera, pero en la Comunitat Valenciana no existen empresas que los fabriquen.
  • Corcho: en la Comunitat Valenciana existe producción local en la sierra de Espadán, pero limitada; por ello, presenta una oportunidad para fomentar su producción, cuidar los bosques y repoblar el interior.

  • Caña (especialmente la especie Arundo Donax, invasiva): hay disponibilidad en todo el arco mediterráneo.

  • Paja/fardo de paja:

  • Paja de arroz: en la Albufera, también al norte de la Comunitat, en el delta del Ebro, y al sur, en arrozales de Murcia.

  • Paja de trigo: al norte de la Comunitat, en Aragón, y en la zona central, en Cuenca y Albacete.

  • Cáñamo: difícil de encontrar en la Comunitat Valenciana distribuidores de aislantes o de cáñamo en fibras.

  • Lana de oveja: disponible en algún distribuidor de materiales sostenibles y ecológicos.

  • Algodón: no existen manufacturas en la Comunitat Valenciana, pero sí industria textil, por lo que presenta una oportunidad para su manufactura como producto de construcción.

  • Celulosa: no existen manufacturas de copos o paneles de celulosa en la Comunitat Valenciana; presenta una oportunidad.

Asimismo, en la bioconstrucción se suelen utilizar productos reciclados, tales como composites de madera y plásticos reciclados, papel, láminas kraft, vidrio (en acristalamientos de ventanas, pavimentos…), acero (en estructuras, herrajes…), aluminio (en carpinterías, fijaciones, subestructuras…), gravas (en sub-bases, hormigón…), geotextiles (en elementos separadores o de protección), linóleo (en pavimentos), etc. Estos productos se contemplan en el Anexo III de la presente guía. De cada uno de estos materiales reciclados que se quieran incluir en proyecto y obra, deberá garantizarse su trazabilidad.


Productos y sistemas más comunes en bioconstrucción

  • Sistemas en estructura vertical
      Los productos y sistemas más comunes en bioconstrucción se pueden ordenar de acuerdo con el grado de cumplimiento de los principios relativos a la cultura regenerativa, la sostenibilidad de recursos y la economía circular. A continuación, diferenciados por tipo de elemento y componente (estructura vertical, envolvente opaca vertical, aislante) se exponen los sistemas y productos, por orden decreciente en relación al cumplimiento global de estos principios, y algunas de las condiciones que determinan dicho orden:
  • Prefabricados de paja: se considera el mejor sistema por su ligereza, flexibilidad, proximidad, ser renovable, y reutilizable.

     

  • Madera maciza: se posiciona en segundo lugar por sus prestaciones, tales como proximidad, versatilidad de uso, facilidad para las reparaciones o ser biodegradable.

     

  • Sistema Nebraska: es un buen sistema que aúna la función estructural con la envolvente, aunque presenta limitaciones de altura, anchura y huecos, siendo poco versátil, solo se pueden construir pequeñas edificaciones de altura máxima igual a dos plantas.

  • BTC, aligerado o no, producido con tierras propias o próximas, aditivado con fibras naturales: presenta versatilidad de uso, incluso en estructuras horizontales.

  • CUT: presenta algo más de dificultad de aplicación y no es tan flexible.

  • Adobes, aditivados con fibras naturales: si son fabricados con tierras propias o cercanas (distancia menor a 300 km) son un buen sistema, pero requieren más agua que las técnicas en seco como las de BTC o tapial; posibilitan la autoconstrucción.

  • Madera laminada: se penaliza por su procedencia de otros países (Alemania, Suiza, Austria…).

  • Termoarcilla: se penaliza por ser un elemento que necesita cocción, utiliza morteros y no ser de proximidad.

  • Muros de tapia o de piedra portantes: son muy poco utilizados, difíciles de ejecutar, poco flexibles, de materiales abundantes pero no renovables.

  • Ladrillo silicocalcáreo: requiere poca energía, los componentes son fáciles de encontrar (arena, agua y cal), pero no es renovable y no se fabrica en España.

Sistemas en envolvente opaca vertical

  • Prefabricados de paja: se considera el mejor sistema por su ligereza, flexibilidad, proximidad, ser renovable, y reutilizable.

  • Sistema Nebraska: es un buen sistema, aunque presenta limitaciones de altura, anchura y huecos, siendo poco versátil, solo se pueden construir pequeñas edificaciones de altura máxima igual a dos plantas.

  • BTC, aligerado o no, producido con tierras propias o próximas, aditivado con fibras naturales: presenta versatilidad de uso, incluso en estructuras horizontales.

  • Adobes, aditivados con fibras naturales: si son fabricados con tierras propias o cercanas (distancia menor a 300 km, son un buen sistema, pero requieren más agua que las técnicas en seco como las de BTC o tapial; posibilitan la autoconstrucción.

  • Wood frame + otros: es un sistema flexible, adaptable, renovable, permite la industrialización; si la madera utilizada en el este sistema es de procedencia nacional, es aceptable; por el contrario, si proviene de otros países (Alemania, Suiza, Austria…), debe justificarse su uso con un ACV que recoja el transporte.

  • CUT: presenta algo más de dificultad de aplicación y no es tan flexible.

  • Adobe aligerado: si es fabricado con tierras propias o cercanas (distancia menor a 300 km) es un buen sistema, pero requiere más agua que las técnicas en seco como las de BTC o tapial; posibilita la autoconstrucción.

  • Termoarcilla: se penaliza por ser un elemento que necesita cocción, utiliza morteros y no ser de proximidad.

  • Muros de tapia o de piedra portantes: son muy poco utilizados, difíciles de ejecutar, poco flexibles, de materiales abundantes pero no renovables.

  • Ladrillo silicocalcáreo: requiere poca energía pues la temperatura de su compactación/cocción es inferior a la del ladrillo convencional, los componentes son fáciles de encontrar (arena, agua y cal), pero no es renovable y no se fabrica en España.

Aislantes orgánicos

  • Corcho: a pesar de su coste elevado es el mejor aislante por sus prestaciones, reciclabilidad, reforzar la economía local y los ecosistemas; no obstante, debe comprobarse la disponibilidad actual para poder ser suministrado a toda la Comunitat Valenciana, así como su trazabilidad; junto con la paja, son los materiales que contienen menos fungicidas e ignifugantes añadidos.

  • Paja: subproducto de proximidad, abundante, fácil de obtener, económico y con prestaciones térmicas aceptables; no obstante, según la normativa europea podría quedar fuera de los materiales con una ʎ > 0,4 W/mK; junto con la el corcho, son los materiales que contienen menos fungicidas e ignifugantes añadidos.

  • Fibras de madera: presenta muchas prestaciones, densidades y posibilidades, aunque se penaliza por su procedencia de fuera de España.

  • Lana de oveja: procede de proximidad; si no está muy bien protegida es atacable por la polilla; solo se puede colocar en horizontal; está tratada con bórax, como tratamiento estándar fungicida e ignifugante, disruptor endocrino perjudicial; junto con la celulosa y el algodón, en contacto con el agua pierde sus propiedades de forma más importante que el resto.

  • Algodón: residuos con resinas derivadas del petróleo, por lo que no es reciclable, poco biodegradable; junto con la lana de oveja y la celulosa, en contacto con el agua pierde sus propiedades de forma más importante que el resto.

  • Cáñamo: es un material óptimo pero no es de km 0 ni tampoco de proximidad.

  • Celulosa: se posiciona en último lugar por su poca versatilidad, pero es altamente recomendable en rehabilitación, es muy fácil de instalar; al igual que la lana de oveja, está tratada con bórax, como tratamiento estándar fungicida e ignifugante, disruptor endocrino perjudicial; junto con la lana de oveja y el algodón, en contacto con el agua pierde sus propiedades de forma más importante que el resto.

Características de los productos según los principios de la bioconstrucción

Además de la proximidad, para la elección de los productos naturales más conformes con los principios de la bioconstrucción, es necesario conocer y poder comparar sus características. Por medio del ACV se pueden parametrizar determinadas características relativas a los principios de la bioconstrucción.

  • Características de productos como: muros de piedra, adobe, adobe aligerado, tapial, BTC, termoarcillas, ladrillo silicocalcáreo, madera maciza, madera laminada, paja Nebraska, CUT, prefabricados de paja (en sistemas estructurales verticales y en sistemas envolventes opacos verticales):

  • Cultura regenerativa:
  • Ecosistemas: análisis de los impactos en el medio ambiente.
  • Emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).
  • Propiedades térmicas.
  • Higroscopicidad.
  • Difusión de agua.
  • Propiedades acústicas.
  • Propiedades olfativas: emisión de olores.
  • No emisión de contaminantes químicos.
  • No toxicidad de gases de combustión.
  • Radioactividad.
  • Sostenibilidad de recursos:
  • Menor energía incorporada/embebida.
  • Menor energía operativa.
  • Menor grado de procesado/cocción.
  • Proximidad: fuente de la materia prima o reciclada.
  • Renovabilidad: capacidad de regeneración del material.
  • Agua y materiales.
  • Reciclabilidad: facilidad de reconvertirse en subproducto.
  • Biodegradabilidad: facilidad de reintegrarse en la naturaleza.
  • Subproductos y residuos
  • Economía circular:
  • Plan de deconstrucción/reutilización
  • Durabilidad ante agentes atmosféricos
  • Relación precio vs convencional
  • Características de aislantes orgánicos (corcho, paja, fibras de madera, cáñamo, lana de oveja, algodón, celulosa):

  • Cultura regenerativa:
  • Ecosistemas.
  • Emisiones de GEI.
  • Producción en empresas locales.
  • No emisión de contaminantes químicos.
  • No toxicidad en gases de combustión.
  • Propiedades térmicas.
  • Sostenibilidad de recursos:
  • Menor energía incorporada/embebida.
  • Menor energía operativa.
  • Menor grado de procesado/cocción.
  • Proximidad.
  • Trazabilidad.
  • Renovabilidad/tasa de renovación.
  • Agua y materiales.
  • Reciclabilidad.
  • Biodegradabilidad.
  • Subproductos y residuos.
  • Economía circular:
  • Plan de deconstrucción/reutilización.
  • Reparabilidad.
  • Relación precio versus producto convencional.